Curso de Innovación y Emprendimiento Social visita experiencias cooperativas de la mano del CIESCOOP

Jatun Newen, AMEGA Coop, AMURE Coop y COTECI estuvieron presentando sus experiencias como cooperativas a los alumnos del curso Innovación y Emprendimiento Social; en el marco de la Escuela Complutense Latinoamericana.

Con la asistencia de alumnos provenientes de México, España, Italia, Colombia, Ecuador y Chile; se realizó la visita a Tirso de Molina, con el objetivo de conocer de primera mano las experiencias de cuatro cooperativas: Jatun Newen, AMEGA Coop, AMURE Coop y COTECI. Las presentaciones realizadas por cada una de estas cooperativas, sirvieron para entender los motivos  que llevaron a la creación de estas organizaciones.La visita fue guiada por Mario Radrigán, director del Centro Internacional de Economía Social y Cooperativa (CIESCOOP – FAE – USACH) y a la vez profesor del curso de Innovación y Emprendimiento Social; también por Luis Hernández, coordinador del Área de Docencia y Capacitación del CIESCOOP.La actividad inició con la presentación de Pablo Beltrán, encargado de la Incubadora de Cooperativas Populares de la Comuna de Recoleta. En su charla presentó a la Escuela de Formación Cooperativista de la Comuna de Recoleta, asegurando que, “la comuna quiere hacerse cargo de la constante precarización de las condiciones laborales de los trabajadores de esta comuna. Queremos a través de esta incubadora eliminar la subcontratación,  pues esta es la fuente de desigualdad y malas condiciones laborales de los trabajadores”.Otro de los objetivos que tiene esta incubadora es que los distintos grupos comunitarios se transformen en equipos de trabajo y sean capaces de autogestionarse, para así transformarse en cooperativas, aunque Pablo asegura que no es un proceso fácil y que existen casos donde a pesar de la capacitación y formación que se les da, el grupo de personas no está listo para convertirse en cooperativa y por lo tanto sigue en un proceso precooperativo, hasta que se sientan seguros de dar el paso de transformación. La incubadora también los apoya en la búsqueda de nichos de mercado y en la generación de espacios comerciales donde puedan dar a conocer sus productos y servicios.Jatun NewenLa experiencia de la Cooperativa Jatun Newen fue presentada por Sandrino González, presidente de la organización. Esta cooperativa cuenta con 105 socios que se dedican a la limpieza y ornato de la Comuna de Recoleta. La gran mayoría eran trabajadores a honorarios que se encargaban de la mantención de áreas verdes y del aseo de la comuna.La Municipalidad de Recoleta los apoyó en su formación y duraron aproximadamente dos años en formarse y conformarse como cooperativa. Sandrino es categórico en afirmar que, “somos inclusivos con los inmigrantes, pues nuestra cooperativa está conformada por personas de distintas nacionalidades y también por personas que pertenecientes a pueblos indígenas”, agregando además que, “tenemos una gran falencia como cooperativa y es la poca educación con la que contamos, también el trabajo de participación ha sido largo y duro, pues no es fácil cambiar el chip de los socios”.Respecto a sus proyecciones, Sandrino comenta que están felices porque hace poco que se ganaron un proyecto SERCOTEC que les servirá para crear una guardería en la cooperativa.  También quieren armar una federación y trabajar el tema de la economía popular para poder llegar a tener un catastro de los trabajadores informales y así poderlos apoyar para que se conformen como una cooperativa.AMURE CoopEsta experiencia estuvo a cargo de Sandra Tovar, quien comentó que la cooperativa está conformada por 8 socias, mujeres jefas de hogar y cabezas de familia.  Iniciaron la cooperativa con 4 millones de pesos de un proyecto que postularon. Luego postularon a un proyecto FOSIS y con este se ganaron 14 millones de pesos que les sirvió para capacitarse en temas como: repostería, confección y estética.Respecto a sus proyecciones, Sandra afirma que, “queremos incentivar el emprendimiento en todas las mujeres de la comuna, queremos compartir nuestro conocimiento a través de talleres dictados a mujeres y hombres que quieran emprender”. Quieren además difundir su proyecto en todas las comunas de Santiago y crear una importadora.COTECIEsta es una cooperativa que está conformada por 6 socios no videntes, Nelson fue el encargado de realizar su presentación donde fue enfático en afirmar que la cooperativa nació para darle un trato justo y digno a las personas ciegas. “Hay que tener sentido social o si no la cooperativa no sirve, al principio cuesta mucho comprender el tema de la solidaridad y la cooperación porque el mundo siempre nos ha impulsado a competir de manera individual”, agregando que, “los ciegos podemos hacer muchas cosas y la cooperativa es una herramienta extraordinaria que nos permite realizar de manera conjunta un trabajo” concluye Nelson.AMEGA CoopLa última experiencia estuvo a cargo de Alicia Taris, miembro de AMEGA Coop, cooperativa compuesta por 6 socias. En su presentación Alicia comentó que hoy en día son muy felices porque ganan más que antes, aseguró además que su pasión es la confección y que en el tiempo que llevan conformadas como cooperativa, ha tenido la oportunidad de enviar sus productos fuera de Chile.“A nosotras siempre nos va bien, yo ahora estoy vendiendo por arriba del millón al mes, mientras que antes vendía 200 mil o 300 mil pesos en el mes”, explica Alicia, concluyendo que no hay edad para soñar.