CIESCOOP PARTICIPA CON PONENCIA EN SEMINARIO
"APRENDER A EMPRENDER, MUJERES Y NEGOCIOS"
DE LA MUNICIPALIDAD DE PROVIDENCIA.

Ximena Torres y Roberto Orellana, integrantes del Centro Internacional de Economía Social y Cooperativa de la Facultad de Administración y Economía de la USACH, participaron en el seminario, ocasión en la que se desarrolló la importancia de la asociatividad y el cooperativismo para las mujeres emprendedoras.

 

Insertos e la realidad de la comuna de Providencia, en donde las mujeres residentes en el lugar es de 56% , el Centro Internacional de Economía Social y Cooperativas (CIESCOOP) realizó una ponencia denominada “La asociatividad y el cooperativismo como herramienta que amplifica el emprendimiento. Exposición de casos ejemplificadores” en el marco del seminario “Aprender a emprender, mujeres y negocios” realizado por la Municipalidad de Providencia.

En la oportunidad, Ximena Torres Lagos, encargada de Asistencia Técnica y Proyectos de CIESCOOP dio a conocer a las mujeres qué es el centro, cómo funciona y su eje que es fortalecer el sector asociativo. “Trabajar asociativamente nos engrandece como sociedad al lograr un fin solucionando las necesidades de cada uno en conjunto”, señaló Torres.

Junto con esto, Torres explicó a la audiencia las principales funciones del CIESCOOP, como un centro académico perteneciente a la Facultad de Administración y Economía de la Universidad de Santiago de Chile, que tiene como principal objetivo estudiar, promocionar, divulgar y capacitar en los temas de economía social y solidaria, cooperativas, emprendimiento social y tercer sector.

“CIESCOOP USACH nace como una iniciativa conjunta entre un grupo de profesionales de diversas áreas, en concordancia con los objetivos transversales de la Universidad de Santiago, planteándose como una instancia académica, con una orientación integral para abordar los temas de sustentabilidad económica, inclusión y equidad social y asociatividad”, argumentó Torres.

Otro de los exponentes del centro fue Roberto Orellana, quién fue enfático en señalar que con el trabajo de CIESCOOP no tan solo se fortalecen los lazos familiares, sino que los de todo un territorio. “El enfoque que tiene el centro no es de crecimiento económico, si no que de desarrollo”, dijo Orellana.

Orellana, en una lúdica presentación, dejó en claro que lo que nos une como personas son las necesidades aunque los seres sean distintos unos de otros. “Cuando las necesidades son comunes, las desigualdades desaparecen y eso es fundamental en la asociatividad”, argumentó el investigador. A esto agregó que cuando las necesidades son comunes, existen dificultades individuales pero la asociatividad busca no dañar al otro con el trabajo conjunto y busca un beneficio en común.

Junto a esto, Roberto Orellana, explicó que el cooperativismo busca la justicia, satisfacer necesidades humanas productivas, laborales, recreativas. Además el compromiso, la democracia, la solidaridad, la adaptación, el trabajo en conjunto y la diversidad.

Aprender a emprender

El seminario “Aprender a emprender, mujeres y negocios” tuvo como objetivo convocar a mujeres que se hallan en las siguientes situaciones: en la etapa de valoración de las oportunidades para desarrollar una iniciativa de emprendimiento, en la pesquisa de redes, información y recursos para fortalecer una iniciativa de emprendimiento que ya se encuentren desarrollando o, en una condición de negocio maduro que tiene visos de ser potenciado y desean saber cómo.

El seminario, en una primera instancia, ofreció una mirada panorámica de las acciones destinadas para concretar la iniciativa de negocios y para mejorar sus potencialidades, constituyendo la primera instancia de acercamiento a los talleres de perfeccionamiento en negocios que realizará la Unidad de la mujer y la DEL.

Junto con esto, se buscó la forma de incorporar la mirada de género, de un modo que permita reconocer cómo las mujeres enfrentan los negocios y los desafíos que los mismos entrañan. Además, se ofrecieron relatos y vivencias de mujeres emprendedoras, que en el contexto de un conversatorio, orientaron las acciones y actitudes del emprender como mujer, identificando barreras y oportunidades de contexto.

En la última instancia, las asistentes, en grupos de 7 a 10 y por mesas de trabajo, indicaron qué necesidades, en función de sus particulares emprendimientos, exhiben en materia de negocios, lo que permitirá validar la propuesta programática de capacitación que se desarrolle y las redes o contactos que habrá que generar y o fortalecer con ese propósito.